Reducción mamaria

La mamoplastia de reducción es un procedimiento a través del que se consigue reducir el tamaño de las mamas y mejorar su forma. Las mujeres que precisan este tipo de cirugía suelen tener muchas molestias de espalda, cuello y estrías, algo que buscan corregir con la cirugía.

Tras acudir a la consulta, el equipo de cirujanos plásticos de Platinum realizará un estudio detallado de la paciente mediante fotografías y medidas de dimensión corporales y de las mamas, ya que esto es determinante para la planificación de la cirugía.

Procedimiento quirúrgico y anestesia

Bajo anestesia general y se precisa el ingreso hospitalario

La intervención de reducción se realiza bajo anestesia general, por lo que se precisa el ingreso hospitalario de la paciente durante 24 horas después de la intervención. Para su seguridad y, para garantizar el éxito de la operación, se realiza un exhaustivo control preanestésico con todas las pruebas complementarias necesarias tales como la analítica, el ECG o la radiografía de Toráx, descartando también mediante mamografía cualquier patología previa de la mama.

Para la realización de la reducción mamaria se tendrán que realizar incisiones alrededor del pezón y la areola, acompañadas de otra incisión vertical desde la areola hasta el surco submamario. En ocasiones, también es necesario realizar una incisión horizontal a través del surco submamario. Todas ellas serán posteriormente suturadas mediante técnicas intradérmicas en las que no hay puntos externos, favoreciendo que la cicatrización sea lo más estética posible.

La duración de la intervención varía entre 2 y 4 horas.

Postoperatorio

Podrá incorporarse a su actividad laboral en 7 días

Es posible que la paciente presente un dolor moderado durante 24 o 48 horas, que después pasará a ser leve. Podrá incorporarse a su actividad laboral en 7 días y, después de alrededor de 4 o 6 semanas, a actividades que requieran de esfuerzo físico.

Para un éxito completo de la intervención deberá seguir las instrucciones del equipo de cirugía plástica y tomar la medicación prescrita, además de guardar reposo relativo durante una semana, realizando los ejercicios para prevención de problemas circulatorios y manteniendo el correcto cuidado y limpieza de las heridas quirúrgicas.

También se deberá dormir boca arriba durante un mes y llevar un sujetador especial, para asegurar que la mama mantenga la forma adecuada en todo momento.

Resultados

Comodidad en la vida diaria y la actividad física

Después de la cirugía de mamoplastia de reducción, la paciente suele encontrarse mucho más cómoda para la realización de las actividades de la vida diaria. Al eliminar las molestias debidas al peso correspondiente a la hipertrofia mamaria que presentaba anteriormente, cualquier actividad física también se verá beneficiada.

En cuanto a las cicatrices, estas se irán desvaneciéndose durante el año y medio que sigue a la operación. Finalmente, la paciente tendrá controles periódicos durante el primer año por parte del equipo de cirugía plástica de Platinum.

FINANCIACIÓN A TU MEDIDA

La clínica Platinum da la oportunidad de financiar su tratamiento para que pueda pagarlo en cómodos plazos.

Conozca sus instalaciones y al equipo de expertos, que siempre le ofrecerán la máxima calidad en los tratamientos. Ellos le informarán sobre el coste y las prestaciones que pueden ofrecerle.

Solicitar más información

Primera Cita Gratis

Rellena el formulario de contacto y le llamaremos

WhatsApp chat