Drenaje linfático

El masaje de drenaje linfático manual es una técnica utilizada para activar el sistema linfático, cuyo objetivo es mejorar la circulación de la linfa (grasas, restos, células, proteínas y masa líquida) , el líquido intersticial (líquido que hay entre las células ) y la circulación de retorno. Para ello, se realiza un tipo de masaje, suave y ligero, que se aplica sobre el sistema circulatorio para favorecer la eliminación de las sustancias de deshecho que se acumulan en el líquido intersticial, de ahí que las principales aplicaciones de esta técnica sean:

  • La retención de líquidos
  • El tratamiento de la celulitis
  • Los problemas de circulación y de piernas cansadas
  • Los procesos de cicatrización
  • El acné
  • Los edemas

También es un buen tratamiento para la piel, ya que favorece la circulación de la sangre ayudando a que no se formen bolsas ni arrugas. Normalmente y, dependiendo del tipo de problema para el que se requiera el masaje, se pueden necesitar entre cinco y diez sesiones, que tendrán una duración de aproximadamente una hora.

Este tratamiento es imprescindible para los procesos postoperatorios de intervenciones de cirugía estética, ya que contribuye a acelerar la curación de los tejidos, evitando que se produzcan edemas, reduciendo la inflamación y el dolor y aumentando la calidad de la cicatriz.

Está indicado para:

 

  • Personas que se hayan sometido a algún tipo de operación estética
  • Cuando existen edemas de origen oncológico, producidos por una intervención quirúrgica o provocados después de un traumatismo, golpe o caída.
  • Casos que presentan una mala circulación sanguínea y que, como consecuencia, hayan producido varices.
  • Cuando produce mucha retención de líquidos a consecuencia de problemas renales.
  • Pacientes con pesadez y cansancio en sus piernas.
  • Casos en los que el paciente presenta un nivele elevado de estrés o ansiedad.

Beneficios

  •  Ayuda a reabsorber los líquidos.
  • Reduce el edema, la inflamación y la hinchazón.
  • Mejora las defensas del organismo.
  • Tiene una acción sedante ante el dolor.
  • Contribuye a mejorar las defensas del organismo.
  • Produce un efecto de relajación, por lo que se recomienda para situaciones de estrés.
  • Mejora el sistema circulatorio en general

Contraindicaciones

  • Infecciones agudas
  • Insuficiencia cardíaca descompensada
  • Flebitis, trombosis y tromboflebitis
  • Síndrome del seno carotídeo
  • Hipotensión
  • Tumores malignos
  • Ciertas afecciones de la piel
  • Asma bronquial y bronquitis asmáticas agudas
  • Hipertiroidismo
  • Trastornos del bajo vientre

Diferencia entre masaje convencional y drenaje linfático

En el drenaje linfático el paciente no nota dolor

El masaje convencional se caracteriza por provocar un aumento del tono muscular. Además, cuando se aplica se puede incluso llegar a provocar dolor, debido a la presión que se ejerce sobre la zona a tratar. En un masaje convencional se aumenta el riego sanguíneo debido al ritmo fuerte que se ejerce sobre la zona, por lo que la región va a experimentar un cambio en su coloración, ya que se pondrá roja.

Sin embargo, un drenaje linfático es una suave caricia, por lo que el paciente en ningún momento notará o experimentará dolor alguno. Por otro lado, la presión y el ritmo con el que se debe ejecutar el drenaje linfático es muy suave y con un mismo ritmo, que en algunas ocasiones llega a ser incluso monótono. Además, cuando se realiza esta técnica, no se aplica ningún tipo de crema o aceite.

FINANCIACIÓN A TU MEDIDA

La clínica Platinum da la oportunidad de financiar su tratamiento para que pueda pagarlo en cómodos plazos.

Conozca sus instalaciones y al equipo de expertos, que siempre le ofrecerán la máxima calidad en los tratamientos. Ellos le informarán sobre el coste y las prestaciones que pueden ofrecerle.

Solicitar más información

Primera Cita Gratis

Rellena el formulario de contacto y le llamaremos

WhatsApp chat